Renal Scan: Estudios de las funciones del riñón

Un renal scan es un estudio que se utiliza para evaluar el funcionamiento de los riñones, detectando enfermedades que les afecten.

¿Qué hace un renal scan?

Un renal scan o gammagrafía renal implica el uso de material radioactivo para examinar los riñones y evaluar su función. Durante este procedimiento, un técnico inyecta un material radiactivo – un radioisótopo – el radioisótopo libera rayos gamma que son detectados por una cámara o escáner. La cámara gamma escanea la zona de los riñones: realiza un seguimiento del radioisótopo y mide cómo procesan los riñones. La cámara también trabaja con una computadora para crear imágenes. Estas imágenes detallan la estructura y el funcionamiento de los riñones basándose en la forma en que interactúan con el radioisótopo.

¿Qué ocurre durante un renal scan?

El día del estudio se administra un suero por la vena para hidratar al paciente. A través de este suero se le administrará una pequeña cantidad de material radioactivo, el cual se excreta por los riñones. Permanecerá acostado durante 30 minutos después de la inyección.

Dependiendo del diagnóstico que el médico esté interesado en estudiar se puede hacer una segunda parte que requiere de la administración de un diurético (Lasix) para descartar la posibilidad de alguna obstrucción en los riñones. Estas imágenes tomarán aproximadamente 30 minutos más. El estudio completo dura aproximadamente de 30-60 minutos.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas con una exploración renal? El radioisótopo te expone a menos radiación que una radiografía. La pequeña cantidad de exposición a la radiación es principalmente en la zona de los riñones. Ésta se elimina del cuerpo de forma natural después de 24 horas. Las bajas dosis de radiación que se usan en los procedimientos de medicina nuclear no tienen una conexión con ningún efecto negativo a largo plazo.

¿Qué significan los resultados? Después de que el técnico complete la gammagrafía renal, un radiólogo de medicina nuclear interpretará las pruebas de imagen. Enviarán un informe completo a tu médico. Tu médico te informará de los resultados. Los resultados anormales de una gammagrafía renal pueden indicar:

  • enfermedad del riñón
  • la presencia de quistes o tumores
  • una obstrucción de las arterias renales debido a una lesión o trauma
  • un bloqueo que restringe el flujo de orina desde los riñones a la vejiga
  • inflamación del riñón debido a una infección
  • hipertensión reno vascular
  • problemas con un trasplante de riñón
  • insuficiencia renal

El médico puede requerir pruebas adicionales para aclarar un diagnóstico. El tamaño y la forma del riñón influyen en los resultados de la exploración. Una estructura anormal del riñón podría resultar en una lectura incorrecta y una confirmación adicional puede ser necesaria. Además, debido a que las exploraciones renales no pueden identificar la diferencia entre un quiste y un tumor, pueden ser necesarios otros procedimientos de diagnóstico para un diagnóstico definitivo.

Conclusión

Las imágenes de una gammagrafía renal pueden mostrar anomalías tanto estructurales como funcionales en los riñones. Esto ayuda a los médicos a diagnosticar un problema de riñón en sus primeras etapas y sin técnicas invasivas o cirugía.

Previous Post
Enfermedades comunes en los vasos sanguíneos
Next Post
Problemas comunes con la Tiroides